JUSTICIA RESTAURATIVA

 Este post trata de Justicia Restaurativa; viene a colación del proyecto de mediación intrajudicial que acaban de suscribir el Consejo General del Poder Judicial y la Fundación Notarial SIGNUM, que se circunscribe a las Secciones de Penal nº 7, 15, 17 y 29,  de la Audiencia Provincial de Madrid. Ha sido impulsado por el Ilmo. D. Eduardo de Porres, Presidente de dicho órgano judicial, y las mediaciones se llevan a cabo por un equipo de mediadores de la Fundación, al que se han incorporado además cuatro abogados de MEDIAICAM.

Traemos aquí una entrevista realizada a Virginia Domingo, coordinadora del Servicio de Mediación penal de Castilla-León, y experta en justicia restaurativa y mediación penal. En ella habla de las diferencias entre mediación civil-mercantil y mediación penal, y de algunas peculiaridades de esta última, especialmente en relación con la imparcialidad de los mediadores.

 A la hora de valorar qué ventajas concretas puede ofrecer frente al proceso judicial, me gustaría destacar una parte de la entrevista, en la que Virginia se refiere al objeto, que cada uno de ellos, siendo necesarios los dos, persigue:

La Justicia tradicional se centra en 3 preguntas fundamentales:

¿Qué norma ha sido vulnerada?
¿Quién lo ha hecho?
¿Qué castigo merecen los autores?

En cambio, la Justicia Restaurativa y herramientas como la mediación penal se centran en:

¿Quién fue dañado?
¿Cuáles son las necesidades del dañado?
¿Quién tiene la obligación de satisfacer estas necesidades?

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en JUSTICIA RESTAURATIVA, MEDIACIÓN, MEDIACIÓN PENAL | Deja un comentario

FOLGER EN MADRID

Ya falta menos … hoy a las 3 empieza un taller en Madrid, que dura la tarde de hoy, y mañana, todo el día (los días 25 y 26 de febrero ha renido lugar en Valencia). Lo estoy esperando llena de curiosidad e interés. Imparte nada menos que Joseph Folger, padre de la mediación transformativa. Aquí os dejo el programa. Y prometo contaros!

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, MEDIACIÓN FAMILIAR, NEGOCIACIÓN, TÉCNICAS | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

SÍMBOLOS

 

logo%20mediadores%201

Me encanta esta imagen, me parece todo un símbolo. El Instituto de Enseñanza Superior Santa Eulalia, de Mérida, tiene un programa de mediación escolar, y la han elegido para explicar su proyecto. Yo les felicito por muchas cosas; pero hoy, por lo que el dibujo transmite: son manos que expresan determinación y voluntad, abiertas, pero lo que más me gusta es que parecen estar necesitadas de encontrarse. Como (casi) todos.

Buen fin de semana

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, MEDIACIÓN FAMILIAR, NEGOCIACIÓN | Deja un comentario

Es que es muy conflictivo (II)

CONFLICTIVO (II)

Qué bueno es abrir la mirada! No todo es lo que parece. Por ejemplo, a veces pensamos que las personas amables, sosegadas y pacíficas no tienen conflictos, o que, si los tienen, los solucionan con facilidad.

Sigo hoy con mi defensa de los llamados “conflictivos”, a quienes se suele mirar de una manera muy distinta. Ya vimos cómo el juicio de valor implícito en el propio término coloca a la persona que recibe esa etiqueta en una situación mayor responsabilidad en el propio conflicto. Eso es injusto, si no siempre, muchas, pero muchas veces.

Por el contrario, el “amable”, alguien que está incómodo en un conflicto, que incluso lo evita, no tiene, necesariamente, un papel menor en su generación. El silencio, la evitación, o la dificultad  de plantear los problemas, (“es que no se puede discutir con él”) bien puede fomentar una espiral de incomunicación, y agravarlo.

El dicho “líbreme Dios de las aguas mansas, que de las bravas ya me libro yo” puede venir bien aquí. No intento simplificar, y me parece que lo estoy haciendo. Lo que trato de decir es que las cosas no son lo que parecen. Y en mediación, eso es muy importante.

Tan importante como no juzgar a la ligera, como estar atentos a qué partes nuestra “se enganchan” en lo que estamos viendo, como no etiquetar. Cuidar como nos gustaría que nos cuidasen a nosotros

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en CUESTIONES JURIDICAS DE INTERÉS, MEDIACIÓN | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

ENTREVISTA CON AMEDIAR

Ha sido un placer hablar con ellos,de mediación, y del ejercicio de la abogacía. Volver  a recordar los inicios, y además retomar el contacto con mi amigo Tomás. Para ver la entrevista completa, pinche AQUÍ

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN | 2 comentarios

Es que es muy conflictivo (I)

La etiqueta de “conflictivo” se coloca a menudo, y con cierta ligereza; la verdad es que pesa pesa un montón: “es que es tan conflictivo que evito discutir con él”. “Es muy conflictiva, así que no creo que una mediación funcione con ella”. “Me tachan de conflictiva, me dicen que todas las discusiones las empiezo yo ….”
La mediadora americana untitledTammy Lenski hablaba hace poco de esto, poniendo los ejemplos  de arriba, y explicando cómo, en su práctica como mediadora, había oído un sinnúmero de veces estos comentarios. A mí también me suenan, tanto en mi vida personal como en la profesional, y, como a ella (y como a todo el mundo, supongo), siempre que los escucho me hacen encogerme un poco.
Dejamos aparte, desde el principio, aquellos casos en los que nos encontramos ante alguien “realmente” conflictivo o violento, alguien con problemas, con una patología. Aquellos casos en que existe algún tipo de desorden afectivo, que da lugar a este tipo de actitudes, de manera muy marcada. Este post no va de eso.
Me refiero al manejo y colocación a otros, más o menos habitual, de la etiqueta “conflictivo”. Es que es tan fácil! Sólo parece tener ventajas ponérsela a aquellos con quienes disentimos, más o menos intensamente; no tiene coste, y nos sirve para eludir nuestra responsabilidad, utilizando una pantalla a la que intentamos atraer a simpatizantes con nuestra causa. Lo que quizá no se tenga en cuenta, es que una vez colgado el sambenito, quien lo recibe difícilmente puede defenderse, además de que no se lo podrá sacudir, o al menos no sin muchísima dificultad y haciendo esfuerzos muchas,veces inútiles, que no resultan. ¿La conclusión? El “conflictivo” intentará defenderse a toda costa, justificarse, y casi inevitablemente, se producirá una escalada en el conflicto que pueda haber. Y, no lo olvidemos, si somos nosotros, quienes ponemos la dichosa etiqueta, no sólo obtenemos ventajas. También pagamos un precio. El no considerar una oportunidad disentir con alguien “conflictivo”, supone muchas veces no afrontar un problema nuestro, y casi siempre generar dolor de manera irresponsable..
Si estás incómodo en medio de un conflicto, prefieres evitarlo, te pones fácilmente nervioso con las emociones que este (por pequeño que sea) hace salir, puede ser muy tentador considerar a la otra persona como altamente conflictiva. Hombre, dirás que comparado contigo, lo es, eso desde luego!!!! Colgarle la etiqueta reduce drásticamente la necesidad de explicar (a ti mismo y a los demás) que existe una brecha entre cómo actúa él, y lo que tú preferirías que sucediera.
Pero ¿es eso justo? ¿No sería mejor decir que él está más cómodo que tú en el conflicto, o que te estresa discutir con él porque no te manejas bien en esa situación, o incluso, que preferirías que el otro estuviera un poco menos cómodo, y tú más?
Conclusión: Sin ánimo de generalizar, parece conveniente no usar una etiqueta que provoca resistencia y sufrimiento, en vez de, de manera mucho más efectiva, esforzarnos (sí, hay que esforzarse) en explicar qué preferimos, o aclarar en qué somos distintos.
Seguiremos viendo ejemplos de mal uso de la nada inofensiva etiqueta.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

Abogados que asesoran a sus clientes durante un proceso de mediación

Acerca de este tema, tanto en el blog de @hayderecho como en la web de la Fundación Notarial SIGNUM publicamos un artículo, junto con Fernando Rodríguez Prieto, Notario y mediador. Pulse aquí para acceder al contenido

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en CUESTIONES JURIDICAS DE INTERÉS | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Y si viene a mediación el típico abusón?

ABUSÓNEn muchos conflictos, aparentemente una parte tiene más margen (o más poder) para negociar que la otra, regatea descaradamente, e intenta utilizar su mejor situación en su propio beneficio; nos podemos encontrar ante el típico “abusón” a simple vista. Bueno, parece que esto puede estropear la mediación rápidamente.
Cuando se percibe un desequilibrio de este tipo, y la parte “más fuerte” intenta aprovecharlo, es fácil que sintamos la necesidad de “hacer justicia”; pero hay que tener en cuenta que no resulta fácil tratar con los intentos de manipulación de una parte, y tratar de dar soporte a la más débil, sin que nos asalten dudas acerca de nuestra neutralidad. ¿Cómo puedo tratar los intentos de manipular a la otra parte? Creo que el mediador puede actuar de dos maneras: o siendo algo así como un árbitro, o dando un paso atrás y dejando a las partes que lo trabajen. Sin dejar de ver que, efectivamente, y según algunas escuelas de mediación esto puede ser realmente útil, no creo que la neutralidad signifique algo así como “no existir”. Para otros el mediador es algo así como un árbitro deportivo, y, consecuentemente, tiene que asegurar el “juego limpio”.
Dotar de fuerza, aunque sea de forma indirecta o involuntaria a un regateador, a nuestro abusón, no contribuye a ese juego limpio.
Precisamente porque la mediación es un proceso voluntario para llegar a un acuerdo y el mediador es una persona neutral que cuida a las partes y al propio proceso, no deberíamos tener reparos en pitar una falta cuando la vemos. Que hagamos esto en una sesión conjunta o en un caucus, dependerá de cada caso. Si vemos que quien actúa así se va a sentir juzgado, cosa que no queremos, o -mucho menos todavía- avergonzado en presencia de la otra parte, podemos hablarle en una sesión individual. Si, en cambio, queremos tratar este asunto en una sesión conjunta, y de una manera directa, podemos utilizar frases de no juicio, y en primera persona. Por ejemplo: Si yo estuviera en la situación de Juanito, quizá me sentiría un poco encogida en este momento. ¿Es esto lo que está pasando? o ¿lo estoy viendo de manera incorrecta? Este tipo de preguntas da una salida a la parte más fuerte si realmente se estaba comportando como creíamos. Le permite situarse de nuevo en la búsqueda del acuerdo sin tener que admitir que estaba intentando forzar a la otra parte a rendirse ante su mayor fuerza.
Por otra parte, y no nos olvidemos de esto nunca, tanto nosotros como la otra parte podemos estar viendo la situación incorrectamente, en cuyo caso estaremos dando a nuestro “abusón”, que supuestamente es más fuerte, la oportunidad de aclarar esa percepción no real. Y a nosotros de corregirla.
El lenguaje corporal de las partes suele darnos muchísima información. Reconocemos las expresiones de miedo y las posturas defensivas cuando las vemos; pero no las demos por infalibles, podemos estarnos equivocando. Es importante preguntar siempre (o casi siempre) para comprobar si nuestra apreciación es real.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, MEDIACIÓN FAMILIAR, NEGOCIACIÓN, TÉCNICAS | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Mediación Mercantil en Estados Unidos

imagesCinco Días publica hoy una noticia relativa a las compañías Apple y Samsung, que, ante un conflicto de patentes sobre sus smartphones, han optado por acudir inicialmente a una mediación. Ojalá nuestras empresas vean las ventajas de esta posibilidad.

Pueden ver la noticia aquí

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

PUBLICACIÓN DEL REAL DECRETO 980/2013, DE DESARROLLO DE LA LEY 5/2012, DE MEDIACIÓN

Ha sido publicado en el BOE hoy, 27 de diciembre de 2013, y entrará en vigor a los tres meses de esta fecha, esto es, el 28 de marzo de 2014, el Real Decreto que desarrolla la Ley 5/2012, de Mediación en asuntos civiles y mercantiles. El esperado Reglamento regula condiciones de acceso a la actividad profesional de los mediadores, creación de un listado de mediadores, y funcionamiento de instituciones de mediación, entre otros.

http://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2013-13647

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en CUESTIONES JURIDICAS DE INTERÉS, MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, MEDIACIÓN FAMILIAR | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

NO A LAS TASAS JUDICIALES

No a las tasas

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en CUESTIONES JURIDICAS DE INTERÉS, MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, MEDIACIÓN FAMILIAR, NEGOCIACIÓN, TÉCNICAS, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

LA MEDIACIÓN Y LAS PERSONAS

Hace tiempo me refería a Miquel Tort, y concretamente, a una entrada que publicaba en su blog (www.solomediación.es), que, sólo por el nombre, me llamó mucho la atención.  “La mediación la llevamos dentro”. Escribí algo, que hoy he releído, y vuelvo otra vez a darme cuenta de que no puedo estar más de acuerdo con él. ¿Quién no se siente impotente a veces para comunicarse, cuando se encuentra frente a un conflicto? ¿A quién no le ayuda percibir, poco a poco, que lo aborda en un espacio de confianza?  ¿quién puede resistirse -con facilidad-  a un planteamiento en el que la premisa es alcanzar un acuerdo en el que todos ganen?  Y, por último,  ¿quién de nosotros no necesita una atención cuidadosa, escucha atenta, y ayuda, especialmente cuando un conflicto le hace percibir que tiene un problema que le cuesta abordar, o que le irrita, o que le altera?

Si  las anteriores preguntas tienen, con facilidad, una respuesta en primera persona, es que quien esto lee, lleva la mediación dentro. Atención a ello, porque es una pista importante que merece la pena escuchar.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, MEDIACIÓN FAMILIAR, NEGOCIACIÓN | 1 comentario

Balance de un año de vigencia de la Ley 5/2012, de Mediación Civil y Mercantil. Simposio organizado por GEMME

Con el título que encabeza el post de hoy, tuvo lugar los días 26 y 27 de septiembre últimos el III Simposio Tribunales y Mediación en España, organizado por GEMME España. GEMME es la Asociación Europea de Jueces por la Mediación.

Toda la información sobre el Simposio, está colgada en la web oficial de este: www.mediacionesjusticia.com

Nos referiremos, por su evidente interés, al Simposio en posteriores ocasiones. Es posible acceder al programa en el siguiente link:

http://mediacionesjusticia.files.wordpress.com/2013/09/iii-simposio-gemme-mediacion-y-tribunales-nuevo7.pdf

El aforo previsto, 400 personas, se completó con bastante antelación al cierre del plazo para formalizar inscripciones;  tuvieron lugar intervenciones destacadas; en cualquier caso,  quedó patente el interés que a día de hoy suscita la mediación, que es tan grande como el retraso que está teniendo lugar tanto en su regulación efectiva (pendiente el Reglamento de desarrollo desde hace más de un año, en que publicábamos aquí el texto del Proyecto sometido por el Ministerio de Justicia a los distintos órganos de consulta) como en la imprescindible adopción de medidas de fomento de la misma.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en CUESTIONES JURIDICAS DE INTERÉS, MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, MEDIACIÓN FAMILIAR | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

LA FALACIA DE UNA MEDIACIÓN FALLIDA

A veces una mediación no concluye con un acuerdo; ¿Significa esto que el proceso de mediación ha fracasado?
Sobre esta cuestión el prestigioso CEDR tiene publicadas a finales de agosto unas interesantísimas reflexiones, que no me resisto a compartir aquí, recordando algunos de los asuntos en los que he mediado, y no ha sido posible firmar un acuerdo como cierre de la mediación.
Coincido plenamente en que los clientes que acuden a una mediación suelen poner de manifiesto, desde el primer momento, su preocupación acerca de las posibilidades de éxito del proceso, que se traduce en preguntas muy concretas acerca de esta cuestión en la sesión inicial. No sin advertir acerca de su protagonismo acerca de este asunto, sí es bueno contarles algunas ventajas añadidas que, con independencia de la obtención de un acuerdo (que en última instancia, dependerá de ellos), el propio proceso les va a dar:
La primera es la creación de un espacio al que las partes acuden, que lleva implícita la posibilidad de ser escuchados por el otro. Incluso en el caso de que no se obtuviera un acuerdo final, no olvidemos que para los mediados es esencial contar su historia, su versión. Dirigirse a la otra parte para hacerlo no es fácil sin ayuda, y no olvidemos que, cuando acuden, sí suele haber (salvo excepciones) ya una sensación de fracaso, o al menos de incapacidad de comunicarse. No importa qué tipo de asunto estemos mediando, cada parte va a experimentar emociones incómodas, que son causa y consecuencia del conflicto: rabia, miedo, arrepentimiento, envidia, preocupación por el futuro … La mediación es un espacio seguro para que esas emociones sean expresadas, y contenidas. El mediador, como canal de comunicación que es, ha de facilitar que así sea. Dependiendo de en qué escuela se base, el abordaje de estas será distinto, pero siempre van a ser atendidas. ¡Cuántas veces, tras una mediación sin acuerdo, y sobre la base de lo trabajado, las partes, que han obtenido una aproximación mucho más emocional a su conflicto, continúan una negociación y alcanzan un acuerdo posterior!
En segundo lugar, la mediación proporciona a las partes y, en su caso, a sus abogados, una aproximación mucho más realista al conflicto. La posición inicial, tan inherente a la condición humana, de dar vueltas, de fortalecer el discurso que nos avala, que nos hace “cargarnos de razón” y el miedo a que en éste haya debilidades, impide esta visión. El mediador puede ayudar a que las partes vean lo que les cuesta ver, y valoren el riesgo de no llegar a acuerdos. Una vez más, aún en una mediación que no se cierra con acuerdo, las partes y sus abogados, que se llevarán consigo un equivalente a un análisis DAFO, estarán mucho más abiertos, siquiera sea a valorar los riesgos de mantener la situación, o iniciar otro tipo de acciones, que el que antes tenían.
Como señala Nikola White, las partes, incluso si la mediación ha resultado “fallida”, habrán tenido la oportunidad de ver tanto la fotografía grande, como la pequeña de su conflicto. La grande es una revisión estratégica mucho más global de este. La pequeña es que la mediación ayuda a las partes a ver, a sentir la posibilidad y el interés de reducir las cuestiones que les separan. Al llegar, el problema parece tan grande, que “los árboles no dejan ver el bosque”. Un mediador experto puede ayudar a las partes a identificar las cuestiones reales que integran el conflicto. los acuerdos “post mediación” (que, como ya he dicho, son frecuentes, y de los que también hay que hablar) se basan, al menos en mi experiencia, en una consecuencia natural de la mediación: una percepción mucho más clara de los intereses, necesidades y razones de la otra parte.
Y además, muchas veces, las partes necesitan tiempo para procesar lo visto en el proceso de mediación, antes de plasmar un acuerdo.
Si todo lo anterior sucede (y sucede, es real) ¿son realmente “fallidas” las mediaciones que no concluyen con un acuerdo? Desde luego que no.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, MEDIACIÓN FAMILIAR | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

CURSOS DE VERANO DE EL ESCORIAL. LA MEDIACIÓN

CURSOS DE VERANO DE LA COMPLUTENSE

Dentro de los Cursos de Verano de El Escorial, de la Universidad Complutense, los días 15 y 16 de Julio ha tenido lugar un Seminario sobre “La Mediación y otros Medios de solución de conflictos” organizado por el Consejo General del Notariado, en el que tuve el placer de participar. Pinche en el link para ver noticia relacionada

xurl.es/dc2hd

Un pequeño error de transcripción me atribuye la afirmación de que la mediación no es aplicable en cuestiones como la pensión alimenticia; en realidad, quise expresar que la pensión de alimentos entra dentro de la categoría de derechos indisponibles por las partes, y que la renuncia absoluta a dicha prestación no puede, conforme a Ley, someterse a mediación.

 

 

 

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, MEDIACIÓN FAMILIAR, NEGOCIACIÓN | Deja un comentario

LA NEUTRALIDAD, PRINCIPIO DE MEDIACIÓN, EN LA LEY 5/2012

IMAGEN-MEDIACIONESCOLARHay una delgada línea que lo separa del de imparcialidad, que hace que casi siempre se traten conjuntamente, y a veces hasta se confundan.
El principio de neutralidad, a mi juicio, tiene que ver con el mediador y su relación con el asunto que se trae al proceso de mediación. Este principio impone de manera taxativa la abstención del mediador de actividad alguna que pueda suponer la imposición de un acuerdo determinado, y también la de ofrecer consejo a las partes, para que lo alcancen en los términos por él considerados como “buenos para ellas”. Serán las partes las que, por sí mismas, (vid. definición de la mediación en la Directiva 2008/52/CE -art. 3 a)-), encuentren la solución al conflicto, judicial o no, con la ayuda del mediador.
La Ley 5/2012 en su artículo 8 lo enuncia, así como hace con el de imparcialidad; no lo define expresamente, si bien sí deja claro que “las actuaciones de mediación se desarrollarán de forma que permitan a las partes en conflicto alcanzar por sí mismas un acuerdo de mediación, actuando el mediador de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 14″.
El mediador facilita la comunicación entre las partes, pero ya hemos visto que no debe ni puede imponer soluciones o medidas ni mostrarse partidario (aunque lo sea) de ninguna. El art. 14 lo que indica es el deber de los mediadores de cumplir fielmente su encargo, con sujeción a la responsabilidad por los daños y perjuicios que causaren por mala fe, temeridad o dolo.
Esta cuestión es importante, sobre todo si, haciendo un análisis que vaya un poco más allá, queremos entender que la mediación que nuestra Ley recoge es la facilitativa, y no evaluativa; con independencia de que, como ya hemos dicho en este blog, esta última NO es mediación, sí hay quien así la considera; en ella, el mediador puede, y desde luego lo suele hacer, proponer soluciones a las partes, u opinar acerca de las que a lo largo del proceso van apareciendo. Pues bien; la legislación europea, y ahora, la española, tampoco consideran un acuerdo de mediación aquél que no ha sido alcanzado por las partes “por sí mismas” .
No compartimos la opinión de quienes consideran que la intervención del mediador puede ser compatible con una actuación activa de éste, evaluativa. Son las partes las únicas legitimadas para acordar la solución, y la ayuda del mediador debe circunscribirse, cuidadosamente, a trabajar para que las partes alcancen el acuerdo “por sí mismas” esto es, “el suyo”. Sólo así

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, Uncategorized | Deja un comentario

La Fundación SIGNUM organiza una jornada sobre mediación hipotecaria

El día 23 de abril en Madrid. Primera mesa de análisis tras la Sentencia del Tribunal de Luxemburgo acerca de ejecuciones hipotecarias, y el papel de la mediación. Con un panel de magníficos ponentes, entre ellos Justin Wright. JORNADA SOBRE … Sigue leyendo

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Más galerías | Deja un comentario

ENTREVISTA SOBRE MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL EN “EL PESO DE LA LEY”

733837_176036919213068_714419621_aEl Miércoles, 17 de abril, estuve en el programa de Radio Libertad, “El Peso de la Ley” hablando de mediación. Para escuchar la entrevista, a través de facebook, http://www.facebook.com/pesodelaley, y en la grabación de ese día, a partir del minuto 34, aproximadamente. La otra posibilidad es entrar directamente en los archivos del programa: http://elpesodelaley.ivoox.com , y hacer la misma búsqueda.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | Deja un comentario

III CURSO DE MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL. ICAM

imageEl viernes, 15 de marzo, impartí dos clases, realizando sendos role plays con los alumnos en cada una de ellas
La primera clase tuvo lugar por la mañana, dentro del curso de mediación general, con alumnos que están recibiendo formación desde octubre de 2012. Trató acerca de la sesión informativa, de gran importancia en el proceso de mediación, teniendo en cuenta sus especiales características cuando la controversia es mercantil. La práctica con los alumnos tuvo relación con esta fase. Mar de Andrés, abogada y mediadora, que es quien coordina este módulo dentro del curso, asistió como Coach a la parte final de esta práctica.

La clase de la tarde, que formaba arte del III Curso de Mediación Civil y Mercantil organizado por el Colegio de Abogados de Madrid, versaba sobre escuelas de mediación, y sobre el papel de los abogados en la mediación. Fue interesante realizar un role play con los alumnos, tomando como base un caso mercantil, con la presencia de abogados en las sesiones de mediación. Agradezco la valiosa colaboración, como coaches, de Alfonso Madridejos y de Ignacio Gomá, ambos mediadores y notarios de Madrid. La práctica tuvo lugar a modo de fish ball la participación de la práctica totalidad de los asistentes al curso.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | Deja un comentario

LA MEDIACIÓN ESTÁ DE MODA

being mediatorDª Lourdes Arastey Sahún, Magistrada de la Sala 4ª del Tribunal Supremo, y Presidenta de GEMME España (Asociación Europea de Jueces por la Mediación) se expresaba en estos términos en su interesantísima ponencia que tuvo lugar el 21 de febrero dentro de la Jornada sobre la Ley de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles, organizada por el Centro de Innovación del Derecho de ICADE, a la que asistieron magníficos ponentes.

Nos vamos a referir únicamente a una parte de esa conferencia, porque fue sumamente ilustrativa acerca del interés y esfuerzos sostenidos a lo largo de años que preceden a esta aparentemente novedosa y “de moda” figura que es la Mediación, que, en España, ha culminado en la Ley 5/2012, de Mediación Civil y Mercantil, primera norma de ámbito estatal que regula esta método de resolución de conflictos.

Sin ocultar que el titular que aprovecho para esta entrada entraña sus peligros (estar “de moda” es, intrínsecamente, algo transitorio) señaló a algunos indicadores no sólo del interés que esta modalidad de resolución alternativa de conflictos está suscitando, sino de que ha llegado aquí con una larga y consistente historia detrás, y no parece que de forma pasajera. Ojalá.

Apuntaba, en primer lugar, al éxito de la mediación en otros países en los que se encuentra asentada de manera más consistente (y no sólo en los anglosajones, en los que parece haberse acogido con especial entusiasmo)  para pasar a explicar con datos el interés que tanto la Unión Europea como sus estados miembros vienen mostrando en las ADR, y de forma específica en la Mediación, desde hace ya más de 20 años.

 

Sin seguir orden cronológico, se fue refiriendo a importantes antecedentes, como el llamado Libro Verde, de la Comisión de las Comunidades Europeas, que data de 2002, y cuyo objeto de desarrollo era “las modalidades alternativas de solución de conflictos en el ámbito del derecho civil y mercantil”;

 

De menor trascendencia, pero igualmente significativas de que éste es un proceso largo tiempo gestado, a modo de simple cita, la Decisión Marco del Consejo de la Unión Europea, de 15 de marzo de 2001, “relativa al estatuto de la víctima en el proceso penal” que ya se refiere de manera expresa en su art. 1 a la mediación en las causas penales, que deja definida como “la búsqueda, antes o durante el proceso penal, de una solución negociada entre la víctima y el autor de la infracción, en la que medie una persona competente” que sería posteriomente sustituida por una Directiva sobre Mediación Penal. A ellas habrían precedido varias recomendaciones del Comité de Ministros del Consejo de Europa (nº 7, de 23 de junio de 1983 R12(83)7, nº 18, de 1987, nº 21, de 1987 y nº 19 de 1999, entre otras), o la Decisión Marco del Consejo de la Unión Europea, de 15 de marzo de 2001, en cuyo artículo 10 se recomienda el uso de la mediación penal. Hay muchas más.

 

En Mediación Familiar, la Recomendación del Consejo de Europa adoptada en el Comité de Ministros de enero de 1998, que exhortaba a los Gobiernos de los Estados miembros a: instituir o promover la mediación familiar o a reforzar la mediación familiar existente; a tomar las medidas oportunas con el fin de asegurar la promoción y la utilización de la mediación familiar como mecanismo apropiado de resolución de los litigios familiares.

 

La Comisión Europea para la Eficacia de la Justicia, CEPEJ, que publica informes anuales acerca de recursos y medios de la administración de justicia en los estados miembros, número de litigios, resoluciones, cifra de operadores jurídicos … dedica, en su informe de 2012 un capítulo específico a la resolución de conflictos mediante uso de métodos alternativos. www.coe.int/t/dghl/cooperation/cepej/…/2012/Rapport_en.pdf

 

En la situación endémica que atraviesa España, de falta de recursos por parte de la Administración de Justicia, la Mediación debe suponer una ayuda, en forma de herramienta accesible a los ciudadanos, de calidad, y eficaz. Ello no puede ser sustitutivo de la imprescindible tutela judicial efectiva, que constituye uno de los pilares de un estado de Derecho (aunque a día de hoy, y este comentario es mío, se encuentre en entredicho con las controvertidas tasas judiciales).

 

El 14 del febrero, el Pleno Congreso de los Diputados remitió al Consejo General del Poder Judicial un paquete de recomendaciones que guarda relación con la situación descrita en el anterior párrafo; la Sra. Arastey se refirió, de ellas, a  las relativas a mediación: se instaba al órgano de gobierno de los Jueces a fomentar los ADR; a incentivar esos métodos, y, de manera especial, la mediación, así como a realizar, de manera conjunta con el Ministerio de Justicia, un seguimiento de los acuerdos alcanzados en mediación, y su efecto en la reducción de procesos judiciales. Ojalá, añado yo, esto se haga. Seguimos esperando (aunque al parecer, los órganos consultivos, entre ellos el CGPJ ya han informado) el Reglamento de Mediación Civil y Mercantil, y confiando que su aprobación tenga lugar en breve.

Me gustaría referirme también a otros asistentes a la Jornada, por la calidad de sus ponencias; todos ellos muy conocidos en el mundo de la mediación en España; D. Pascual Ortuño Muñoz, Magistrado de la Audiencia Provincial de Barcelona, Dª Mercedes Tarazón Rodón, abogada y mediadora, fundadora de Dispute Management, Dª Elena Lauroba Lacasa, Profesora de Derecho Civil de la Universidad de Barcelona, y experta en mediación, y D. Paulino Fajardo Martos, Abogado, Arbitro, Mediador, y Director de DAC Beachcroft.

 

 

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, Uncategorized | Deja un comentario

ESCUELAS DE MEDIACIÓN (II) MODELO TRADICIONAL-LINEAL O HARVARD

Se trata del modelo más extendido, y se lo debemos a Roger Fisher y William Ury, ambos miembros del HARVARD NEGOTIATION PROJECT. Los dos desarrollaron este modelo, conocido también como de negociación basada en principios, que se aplica tanto a procesos de mediación, como de negociación.

El método se basa en cinco premisas:
  •  “Separar a las personas del problema.”
  • “Centrarse en intereses, no en posiciones.”
  • “Inventar opciones para ganar-ganar (ganar ambos).”
  • “Insistencia en el manejo de criterios objetivos.”
  • “Conoce tu BATNA (Best Alternative To Negotiated Agreement), o mejor alternativa a un acuerdo negociado”

Obviamente, es un modelo eminentemente práctico: está completamente orientado a la obtención de un acuerdo. Para ello, fomenta una comunicación lineal entre los mediados, mediante la utilización de preguntas abiertas. En esa misma medida, hay una cierta restricción de uso de preguntas cerradas, en tanto en cuanto éstas no dan lugar a respuestas flexibles; centra la mirada en el futuro, técnica ampliamente utilizada en procesos de mediación de todo tipo; intenta manejar las emociones negativas de manera resolutiva, mediante apoyo en técnicas de legitimación y reformulación tan pronto como es posible, pero da mucha más importancia a la obtención de un acuerdo. Evita “enredarse” en bloqueos que puedan derivarse de una alta intensidad emocional, ya que intenta no perder de vista el fin del proceso, que, como hemos dicho, es la obtención de un acuerdo. Prima la comunicación verbal sobre la que no lo es, y entiende el desacuerdo como la causa del conflicto, sin dotar de excesiva importancia a las causas u orígenes de aquél. Por ello, a diferencia de la mediación transformativa, acerca de la que hablábamos la semana pasada, no se realiza (al menos de manera intencionada) un trabajo sobre la relación entre las partes. La expresión de los mediados tiene lugar de manera ordenada, ya que el modelo se caracteriza por una búsqueda de  equilibrio a lo largo de todo el proceso.

Se trata de un proceso estructurado, pero flexible, en el que el mediador es un facilitador de la comunicación.

Sesiones: Tanto conjuntas, como individuales, manteniendo la confidencialidad en este último supuesto. El mediador, respetando este principio,  puede utilizar la información obtenida en sesiones individuales para intentar fomentar el acuerdo.

VENTAJAS DE ESTE MODELO: Se utiliza para mediar en todo tipo de conflictos, si bien resulta especialmente conveniente en aquellos en los que no se precisa una mejora en la relación entre los mediados, y, por lo tanto, cuando el conflicto es puntual, no existe una relación larga, ni el objetivo (aunque en toda mediación exitosa se consigue) es mejorar esta. Tiene un índice de éxito superior en torno al 70 %, superior al de otros modelos ne mediación. Especialmente interesante, pues, en mediación mercantil, y en mediación organizacional.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, MEDIACIÓN FAMILIAR, Uncategorized | Deja un comentario

PROYECTO DE REAL DECRETO POR EL QUE SE DESARROLLA LA LEY DE MEDIACIÓN EN ASUNTOS CIVILES Y MERCANTILES

Por la Secretaría General Técnica del Ministerio de Justicia tuvo lugar, el día 29 de Noviembre de 2012, la remisión al Consejo General de la Abogacía Española, del Proyecto de Real Decreto por el que se desarrolla la Ley de mediación en asuntos civiles y mercantiles en materia de formación, registro y aseguramiento de la responsabilidad profesional de los mediadores y el Proyecto de Real Decreto por el que se regula la mediación por medios electrónicos. Contiene referencias a cuestiones como la formación requerida para ser mediador, con límites en lo relativo a contenidos de ésta, su duración mínima, la regulación de la formación a distancia, y la distribución de la misma, de carácter teórico y práctico, así como la exigencia de formación continua a los mediadores. Se refiere, asimismo, a la publicidad de los mediadores, y desarrolla  la obligación de aseguramiento que la Ley impone a los mediadores, mediante contratación de un seguro de responsabilidad civil o equivalente.

Por su interés, tanto para los propios mediadores españoles, como para las personas interesadas en mediación, adjuntamos a este post el texto del citado Proyecto.  Haz click en el Proyecto de Real Decreto por el que se desarrolla la Ley 5/2012, de mediación en asuntos civiles y mercantiles

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | Deja un comentario

ESCUELAS DE MEDIACIÓN (I) Mediación Transformativa

Dentro del curso de Mediación Civil y Mercantil del Colegio de Abogados de Madrid, la pasada semana di una clase para abogados, acerca de los Abogados y la Mediación,  y de los distintos modelos de mediación, y su procedencia o mayor ventaja en función del tipo de conflicto que los clientes traen.
Intentaré plasmar el contenido a lo largo de varios posts. Hoy me refiero a la mediación transformativa.

Objetivo: Transformar la relación entre las partes.

El acuerdo final es importante, si bien, el mediador centra el foco en los individuos y su relación: proporciona a éstos herramientas para su crecimiento personal, y considera el conflicto como una oportunidad: el acuerdo será una consecuencia del cambio habido en la relación entre las partes, y no un fin en sí mismo.

 Sus características esenciales son: un alto grado de cumplimiento de los acuerdos alcanzados; dota a  las partes de habilidades de comunicación personalizadas, esto es, para ellas, y, por lo tanto, herramientas útiles para la resolución de  futuros desacuerdos.

Importancia del EMPOWERMENT ó EMPODERAMIENTO (soy partidaria de sustituir esta palabra, tan extendida en mediación, que no tiene una homónima en castellano, por un término más propio de nuestro idioma: refuerzo, dotar de poder, de fuerza, si bien, como digo, ninguna de ellas es, desde un punto de vista semántico, válida) Se trata de una revalorización de los mediados, que parte de la comprensión, por parte de éstos, de sus decisiones. Se trataría de ponerles en relación con “lo que conviene”. Esto suele implicar un cambio de paradigma importante (ver posts anteriores).   En lo relativo a alternativas, resulta esencial ayudar a los mediados a adquirir comprensión de que el control sobre ellas les atañe a ellos; es suyo. Todo lo anterior, unido a la comprobación de su capacidad de ir transitando por las distintas etapas de la mediación, va dotando de fuerza a los mediados.

El papel del Mediador se centrará, en este estilo de mediación, y  a fin de transformar la relación entre las partes, en reconocerlas, utilizando las técnicas que faciliten este reconocimiento,  (reformulación, reencuadre, legitimación … ) y en fomentar el de cada una de ellas hacia la otra. ¿Qué significa aquí reconocimiento? La comprensión de la propia capacidad de considerar la posición de la otra parte, y de ser empático.

Son indicadores de éxito en este sentido,

  • Los mediados no sólo sienten la posibilidad de reconocer al otro, sino el “deseo de”
  • Se dan cuenta de que les interesa centrar su atención, también, en lo que el otro está sintiendo
  • Cada uno es capaz de ver su propio comportamiento y el del otro desde una mirada distinta, más favorable y positiva que antes
  • Consiguen reinterpretar, dotándolas de una nueva narrativa, a la conducta, a la situación.

Este estilo de mediación implica sesiones tanto conjuntas como individuales, en las que el mediador intenta que cada parte se apropie de su participación en el conflicto, y la separe de la que corresponde a la otra parte.

En qué casos aporta ventajas situacionales de la mediación transformativa: En relaciones de larga duración, o aquellas cuyo mantenimiento interesa a las partes, o resulta inevitable (familias, relaciones comerciales de larga duración en el tiempo …) ya que, la transformación de la relación, y la resolución del conflicto “en positivo” las hace más fáciles, y dota de herramientas a los mediados para resolver controversias futuras. Cuando el conflicto tiene su origen en una crisis en la comunicación.

Posibles desventajas. La posible colonización de la primera historia, llamada narrativa primaria, a la que el mediador debe estar atento, así como a  la existencia de desnivel, o diferentes habilidades de comunicación que puedan generar desequilibrio entre las partes.

 

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, MEDIACIÓN FAMILIAR, Uncategorized | Deja un comentario

REGLAMENTO DE MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL

El día 6 de septiembre se celebró una Mesa Redonda, organizada por la AMM, acerca de esta cuestión. En unos meses estará aprobado el Reglamento que desarrolle la Ley 5/2012, de Mediación Civil y Mercantil. Asistió Julio Fuentes, Subdirector General de Política Legislativa del Ministerio de Justicia, quien en una intervención sumamente interesante, aclaró las principales directrices de este texto legal que todos esperamos. En este momento están teniendo lugar  consultas con distintos grupos a fin de elaborar un texto de consenso. Existe una general preocupación acerca de la regulación de la figura del mediador, y de la necesaria formación de éste, y, como es lógico, hay intereses distintos y contrapuestos en este punto. Dentro de los condicionantes que, por tratarse de la prestación de un servicio, supone la Directiva Europea conocida como Ley Omnibus, a  una excesiva regulación y/o establecimiento de requisitos, o precisamente por ello, sí dejó claro que habrá un amplio margen de libertad para el ejercicio de la profesión de mediador, con la contrapartida de la posibilidad de reclamación de responsabilidad civil por práctica defectuosa. Y aquí, sí se inició un intenso debate acerca de los requisitos de formación del mediador. Dada la enorme diversidad de regulaciones (tantas como Comunidades Autónomas) existentes, y todas ellas con la exigencia de un promedio de 300-400 horas de formación, sí fue recogida con una cierta inquietud por los mediadores asistentes la reducción del período formativo, manejándose, como posibles escenarios, 60 horas de formación para profesionales de 10 o más años de ejercicio en su profesión de origen, 100 para aquéllos cuya práctica profesional sea de 5 a 10 años, máster para los de menos de 5, y formación universitaria para el resto. Se trata de posibilidades, como aclaró el Subdirector de Política Legislativa, que se están valorando; de hecho, se mostró abierto y receptivo a las sugerencias de los mediadores que allí mostraron su preocupación. Insistió en la necesidad de formación que incluya la realización de prácticas, se refirió a la voluntariedad de pertenencia al Registro de Mediadores por crear. Esperemos, como siempre decimos, que el Reglamento dote de prestigio a una profesión sumamente necesaria desde un punto de vista social.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | 3 comentarios

PODER Y CONFIANZA COMO ESTRATEGIAS DE NEGOCIACIÓN

Volvemos a publicar un post antiguo, ligeramente actualizado, para suavizar un poco tanto link a textos legales como últimamente estamos publicando

250px-Gandhi_smilingPara entender porqué los menos poderosos prevalecen a veces sobre sus compañeros más fuertes, necesitamos analizar el poder como un concepto relacional y de percepción.

La dimensión relacional, a que nos referimos, es en el sentido de “A tiene poder sobre B si, por sí misma, puede conseguir que B haga algo que de otro modo no haría” . Dentro de ese enunciado, la mayoría de las ONG tienen menos recursos que cualquiera de los Bancos de nuestro país (quizá habría que matizar esta última parte de la frase, escrita hace casi tres años). Aún así, no pocas entidades financieras (léase aquí también grandes empresas) conocen que pueden aumentar la legitimidad de sus programas, y una mejor percepción por parte de la sociedad, mediante la inclusión de proyectos y asignaciones a Organizaciones No Gubernamentales. De hecho, lo hacen, buscando, y obteniendo así un beneficio. Visto así, partes con recursos desiguales pueden perfectamente compartir una relación mutuamente dependiente.

También merece la pena que seamos conscientes de que el poder, a veces, está en los ojos de quien mira. Los recursos basados en la fuerza de una parte no se traducen, necesariamente en un poder efectivo de negociación, que es algo mucho más contextual: Los propios Fisher&Ury citan, en este sentido,  el ejemplo de los Estados Unidos, un país que “es rico y tiene muchas bombas nucleares, pero ninguna ha sido de mucha ayuda para impedir acciones terroristas o conseguir la liberación de rehenes cuando han estado en lugares como Beirut”.

En cambio, una táctica generalmente omitida dentro de la categoría de las que se basan en el uso del poder resulta, en cambio, ser una de las más efectivas; magníficamente utilizada por, entre otros, líderes paradigmáticos, como Martin Luther King, o Gandhi, la llamada “estrategia de la vergüenza”, consistente en mostrar determinadas realidades, apelando así a la conciencia de los testigos, y, sí, utilizar la inevitable vergüenza que provocan.  Ambos líderes partían de la siguiente premisa básica: una vez que un comportamiento que nos hace sentir vergüenza es simplemente expuesto (una grave  injusticia moral, un claro abuso, una imposición desproporcionada de fuerza) las partes más débiles (en los casos que estamos citando, las personas frente a los gobiernos) pueden construir la fuerza y la confianza en que basan su negociación a partir de un potente sentimiento de legitimidad.

En las relaciones desiguales, la construcción de confianza resulta esencial para la parte más débil, de tal modo que a tenga la posibilidad de acceder a la fuerza que otorga no sólo el compromiso apasionado con una idea (especialmente válido en los dos ejemplos a que nos hemos referido) sino, y esto sí es muy necesario en un conflicto de cualquier nivel,  la esperanza de que esa idea pueda hacerse realidad.

Cualquiera que sea el proceso de negociación, y esto incluye la mediación, también puede ocurrir esto. No pocas veces aparecen importantes desequilibrios que requieren dotar de fuerza a la parte más debilitada para que mantenga su presencia. Como tampoco es infrecuente que la mera  fuerza no sirva, por sí sola, para convencer.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, NEGOCIACIÓN, TÉCNICAS | Etiquetado , , , | Deja un comentario

LEY 5/2012, de 6 de Julio, de MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL

El siguiente link al BOE conduce al texto completo de la Ley de Mediación Civil y Mercantil, que entrará en vigor el día 27 de julio próximo

BOE-A-2012-9112

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

LOS COLEGIOS PROFESIONALES EMPIEZAN A MOVERSE

El 5 de junio de 2012 se ha publicado en Boletín Oficial de Las Cortes Generales , el Proyecto de Ley de mediación en asuntos civiles y mercantiles, procedente del Real Decreto-Ley 5/2012, de 5 de marzo.

El Proyecto recoge el texto aprobado por la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, tras el trámite de enmiendas por parte de los Grupos Parlamentarios de dicha Cámara y, en particular, la modificación de la Ley 2/1974, de 13 de febrero de Colegios Profesionales, cuyo objeto es reconocer a éstos la posibilidad (atribuida en el Real Decreto Ley de marzo, exclusivamente a las Cámaras de Comercio) la posibilidad de, con independencia del apoyo efectivo que hayan dado hasta la fecha a la mediación (escaso), la posibilidad de constituirse en centros de Mediación.El Colegio de Abogados de Madrid no ha tardado en crear un centro de Mediación; bienvenido sea. Según comunicación emitida por él mismo, tendrá las funciones siguientes:

- Impulso y fomento de la mediación.
– Organización y gestión de la mediación.
– Formación de mediadores.
– Creación de registro y designación de mediadores.
– Servicio de apoyo en la redacción de los acuerdos de mediación.

No sólo eso; en su comunicación, remitida a los abogados, asegura que “El Centro de Mediación, denominado mediaICAM, ha iniciado sus actividades con la mediación en honorarios profesionales que ya se venía prestando desde el Colegio y se hará extensiva a otras relaciones abogado-cliente en un futuro próximo. Asimismo ofrecerá mediación intrajudicial y extrajudicial en materia civil y mercantil, familiar, penal y penitenciaria, laboral y contencioso-administrativa.”

Pues eso; que ojalá funcione, y los colegiados podamos acceder a la prestación de servicio de Mediación a través de nuestro propio Colegio. Nunca es tarde, si la dicha es buena.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | 2 comentarios

¿QUÉ ES LA MEDIACIÓN? ¿CUÁLES SON SUS CARACTERÍSTICAS ESENCIALES?

Aunque esta cuestión ya ha sido objeto de tratamiento en el Blog, no está de más recordar algunas cuestiones relacionadas con el título de este post.

La Mediación es un proceso voluntario en el que dos o más partes involucradas en un conflicto trabajan con un profesional imparcial, el mediador, para generar sus propias soluciones para resolver sus diferencias.

A diferencia de un Juez, o un árbitro cuyas decisiones obligan a las partes, e implican que una parte gana y la otra pierde, la mediación busca obtener una solución válida para ambas partes.

La Mediación es una forma flexible de resolución de conflictos, que permite a las partes en disputa una solución previa a lo que hubiera constituido un litigio. La Mediación ofrece a las partes una oportunidad de ganar una mayor comprensión de su conflicto, y limitar el coste (tanto en tiempo como en dinero) que implica un procedimiento legal completo.

¿Cómo funciona?

En la sesión de Mediación, todas las partes comparten su punto de vista. El mediador hace preguntas a fin de asegurar un entendimiento claro de todas las cuestiones relevantes para las partes, de sus intereses, y posiciones.

Un mediador no:

–          Actúa como abogado de ninguna de las partes

–          Da asesoramiento jurídico

–          Evalúa o juzga las cuestiones que se tratan en el proceso

–          Decide quién gana o pierde

El mediador asiste a los mediados para crear y evaluar opciones a fin de resolver el conflicto. Cuando las partes alcanzan un acuerdo, los extremos de éste son revisados, reflejados por escrito, y firmados por todas las partes. Como tal, un acuerdo puede ser legalmente vinculante, y por ello, explica a las partes su grado de compromiso con el acuerdo alcanzado.

La Mediación puede ser considerada como una “negociación asistida”

La Negociación puede ser considerada como “comunicación tendente a la obtención de un acuerdo”

Por lo tanto, la Mediación es “comunicación asistida para la obtención de acuerdos”

Es esencial el concepto de “consentimiento informado”. En tanto en cuanto los participantes entienden la naturaleza de un proceso de mediación, y, efectivamente consienten en participar en el proceso descrito, la mediación se convierte en posible y apropiada para sus fines.

Cualidades esenciales de la Mediación

–          Voluntariedad. Cada uno de los mediados puede abandonar el proceso en cualquier momento, por cualquier razón, o incluso, sin alegar razón alguna.

–          Es colaborativa. Puesto que ningún participante en Mediación puede imponer nada a nadie, todos están motivados para resolver los problemas y alcanzar los mejores acuerdos.

–          Controlada. Los participantes mantienen completa su capacidad de decisión y la posibilidad de oponerse a cualquier propuesta de acuerdo. Nada puede serle impuesto.

–          Confidencial. La Mediación es confidencial. Las conversaciones mantenidas durante el proceso, y todos los materiales utilizados para la Mediación no son susceptibles de ser utilizados (esto incluye al propio mediador) en ningún procedimiento legal posterior, por ninguna de las partes en conflicto.

Su mediador está obligado a describir la extensión de la confidencialidad de la Mediación

–          Informada. El proceso de Mediación ofrece la oportunidad de obtener e incorporar información y consejo legal. Cada uno de los mediados puede recabar dicha información, solicitada de su abogado, o ambos, de uno cuyos servicios hayan decidido, de común acuerdo, recabar. Esta información no determina, salvo que las partes así lo quieran, el resultado de la mediación. Los mediadores tienden a animar a las partes a obtener asesoramiento legal y a aconsejarles que cualquier acuerdo que implique cuestiones de carácter legal sea revisado por abogados independientes con carácter previo a su firma. Si el asesoramiento legal se solicita o no, es, en último término, una decisión de los participantes en el proceso. 

–          Imparcial, neutral, equilibrada y segura. El mediador tiene la responsabilidad de asistir a cada mediado y no puede favorecer los intereses de uno frente a los del otro, ni puede favorecer un resultado específico de la Mediación. Su mediador está éticamente obligado a reconocer cualquier desviación sustancial en el tratamiento de los aspectos del conflicto. El papel del mediador es asegurar que las partes alcanzan acuerdos de manera voluntaria, libre, e informada, y nunca como consecuencia de coerción o intimidación.

–          Autoresponsable y satisfactoria. Sobre la base de una participación activa en la resolución voluntaria del conflicto que conduce a las partes a una Mediación, el nivel de satisfacción de los participantes en ésta, y el grado de implicación y compromiso para mantener y cumplir los acuerdos alcanzados, ha demostrado ser notablemente superior en comparación con otras opciones relacionadas con la reclamación de los intereses de las partes en conflicto en vía judicial.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

CORRECCIÓN DE ERRORES EN EL REAL DECRETO LEY 5/2012, SOBRE MEDIACIÓN EN ASUNTOS CIVILES Y MERCANTILES

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | Deja un comentario

REAL DECRETO LEY 5/2012, DE MEDIACIÓN EN ASUNTOS CIVILES Y MERCANTILES

BOE-A-2012-3152

Pueden acceder al texto, publicado en el BOE de hoy, haciendo click en el enlace anterior. La norma entra en vigor mañana, día 7 de marzo de 2012

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | Deja un comentario

NOTICIA DE HOY: EL GOBIERNO APRUEBA REAL DECRETO LEY SOBRE MEDIACION CIVIL Y MERCANTIL

Noticia que los mediadores recibimos con alegría, a espera de conocer el texto de la norma. Se ha tramitado como Real Decreto dada la urgente necesidad de reducir la litigiosidad que amenaza con colapsar la administracion de justicia, y la mora en que se encuentra España, al no haber traspuesto todavía la Directiva Europea sobre Mediacion civil y mercantil de mayo de 2008, pese a haberse acabado el plazo en 2011 (ver ultima entrada, de hoy mismo en este blog). No obstante, se someterá a la aprobación del legislativo como Proyecto de Ley, a fin de ser debatido por todos los grupos parlamentarios.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | Deja un comentario

RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO SOBRE APLICACIÓN DE LA DIRECTIVA SOBRE MEDIACIÓN EN LOS ESTADOS MIEMBROS

Pese a que data de septiembre de 2011, la transcribimos aquí, y ahora, por su importancia e interés, en el momento en que España está dando los primeros pasos para realizar la trasposición de la Directiva sobre Mediación

RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO SOBRE APLICACIÓN DE LA DIRECTIVA SOBRE MEDIACIÓN EN LOS ESTADOS MIEMBROS, SU IMPACTO EN LA MEDIACIÓN Y SU ACEPTACIÓN POR LOS TRIBUNALES.

(2011/2026(INI))

El Parlamento Europeo,

–   Vistos el artículo 67 y el artículo 81, apartado 2, letra g), del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–   Vista su Resolución, de 23 de abril de 2008, respecto de la Posición Común del Consejo con vistas a la adopción de la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles(1),

–   Vistas las audiencias celebradas por la Comisión de Asuntos Jurídicos el 20 de abril de 2006, el 4 de octubre de 2007 y el 23 de mayo de 2011,

–   Vista la Directiva 2008/52/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles(2),

–   Vistos el artículo 48 y el artículo 119, apartado 2, de su Reglamento,

–   Visto el informe de la Comisión de Asuntos Jurídicos (A7-0275/2011),

A. Considerando que asegurar un mejor acceso a la justicia es uno de los objetivos clave de la política de la Unión Europea para establecer un espacio de libertad, seguridad y justicia; considerando asimismo que el concepto de acceso a la justicia debe incluir, en este contexto, el acceso a procedimientos adecuados de solución de controversias para particulares y empresas,

B.  Considerando que el objetivo de la Directiva 2008/52/CE es fomentar la resolución amistosa de litigios promoviendo el uso de la mediación y asegurando una relación equilibrada entre la mediación y el proceso judicial,

C. Considerando que, con el fin de facilitar el acceso a la mediación como alternativa viable al enfoque tradicional de confrontación y de garantizar que las partes que recurran a ella en la Unión Europea puedan contar con marco jurídico predecible, la Directiva establece principios comunes que abordan, en particular, los aspectos fundamentales del procedimiento civil,

D. Considerando que, además de la previsibilidad, la Directiva tiene por objetivo establecer un marco que conserve la principal ventaja de la mediación: la flexibilidad, considerando que estos dos requisitos deberían guiar a los Estados miembros a la hora de elaborar la legislación nacional mediante la cual se aplica la Directiva,

E.  Considerando que la Directiva 2008/52/CE también ha sido del interés de los Estados vecinos y ha tenido una influencia cierta en la introducción de legislación similar en algunos de estos países,

F.  Considerando que los Estados miembros están obligados a dar cumplimiento a la presente Directiva antes del 21 de mayo de 2011, con excepción del artículo 10, para el que la fecha de cumplimiento era el 21 noviembre de 2010; considerando que, hasta ahora, la mayoría de los Estados miembros han informado de que han completado el proceso de implementación o lo completarán antes del plazo y que solo unos pocos Estados miembros (la República Checa, Austria, Finlandia y Suecia) todavía no han informado del cumplimiento de las disposiciones de la Directiva,

G. Considerando que el Parlamento Europeo considera que es importante examinar la aplicación de esta legislación por parte de los Estados miembros con objeto de recabar las opiniones de los profesionales y de los usuarios de la mediación, y de determinar si se podría mejorar esta legislación y la manera de hacerlo,

H. Considerando que, para ello, debe llevarse a cabo un análisis exhaustivo de los principales enfoques reglamentarios de los Estados miembros para destacar las buenas prácticas y para extraer conclusiones acerca de cualquier otra acción a escala europea,

I.   Considerando que el plan de acción de la Comisión para la aplicación del Programa de Estocolmo (COM (2010) 171 final) prevé una Comunicación relativa a la aplicación de la Directiva sobre la mediación en 2013,

J.   Considerando que vale la pena examinar cómo han aplicado los Estados miembros las principales disposiciones de la Directiva sobre la mediación en relación con la posibilidad de que los órganos jurisdiccionales propongan a las partes que recurran a la mediación (artículo 5), con la garantía de confidencialidad (artículo 7), con el carácter ejecutivo de los acuerdos resultantes de la mediación (artículo 6) y con el efecto de la mediación sobre los plazos de caducidad y prescripción (artículo 8),

K. Considerando que la Comisión ha incluido en su Programa de Trabajo para 2011 una propuesta legislativa sobre la resolución alternativa de litigios,

1.  Observa que el requisito de confidencialidad establecido por la Directiva ya se contemplaba en la legislación nacional de algunos Estados miembros: en Bulgaria, el Código Civil establece que los mediadores pueden negarse a testificar sobre un conflicto en el que han mediado; en Francia y Polonia, la legislación que regula la mediación en el ámbito civil establece disposiciones similares; señala que, entre los Estados miembros, Italia adopta un enfoque estricto en cuanto a la confidencialidad de los procedimientos de mediación, mientras que la reglamentación sueca sobre la mediación establece que la confidencialidad no es automática y requiere un acuerdo entre las partes en este sentido; considera que parece necesario un enfoque más coherente;

2.  Observa que, de conformidad con el artículo 6 de la Directiva, la mayoría de los Estados miembros disponen de un procedimiento por el que se confiere al acuerdo por el que se establece una mediación la misma autoridad que a una decisión judicial; señala que ello se logra bien mediante la presentación del acuerdo ante un órgano jurisdiccional, bien ante notario, y que, al parecer, algunas legislaciones nacionales han optado por la primera solución, mientras que, por el contrario, en muchos Estados miembros la legislación nacional también contempla la opción de la certificación notarial: por ejemplo, mientras que en Grecia y Eslovenia la legislación establece que un órgano jurisdiccional puede obligar a un acuerdo de mediación, en los Países Bajos y en Alemania los acuerdos pueden tener carácter ejecutivo, como documentos notariales, y en otros Estados miembros, como por ejemplo Austria, la legislación aplicable permite que los acuerdos tengan carácter ejecutivo como documentos notariales, sin que el acto jurídico nacional de transposición haga referencia expresa a dicha posibilidad; pide a la Comisión que garantice que todos los Estados miembros que no cumplan aún el artículo 6 de la Directiva lo harán sin demora;

3.  Considera que el artículo 8, relativo al efecto de la mediación sobre los plazos de caducidad y prescripción, es una disposición fundamental en cuanto que garantiza que a las partes que opten por la mediación con ánimo de solucionar un litigio no se les impide posteriormente iniciar un proceso judicial a causa del tiempo transcurrido durante el procedimiento de mediación; observa que no parece que los Estados miembros hayan planteado aspectos específicos en relación con este punto;

4.  Señala que algunos Estados miembros han optado por ir más allá de los requisitos básicos de la Directiva en dos ámbitos, a saber, los incentivos financieros para la participación en la mediación y los requisitos obligatorios para la mediación; señala que estas iniciativas estatales contribuyen a solucionar de manera más eficiente las disputas y reducir la carga de trabajo de los juzgados;

5.  Reconoce que el artículo 5, apartado 2, permite a los Estados miembros establecer la obligatoriedad de la mediación o someterla a incentivos o sanciones, ya sea antes o después de la incoación del proceso judicial, siempre que tal legislación no impida a las partes el ejercicio de su derecho de acceso al sistema judicial;

6.  Observa que algunos Estados europeos han emprendido una serie de iniciativas para ofrecer incentivos financieros a las partes que opten por la mediación: en Bulgaria, las partes recibirán un reembolso del 50 % de la tasa estatal ya abonada para dirimir el conflicto ante los tribunales si lo resuelven mediante la mediación, y la legislación rumana prevé el reembolso total de las costas judiciales si las partes resuelven un conflicto jurídico pendiente a través de la mediación; toma nota de que se encuentra una disposición similar en la legislación húngara y de que en Italia todos los actos y acuerdos alcanzados mediante mediación quedan exentos de tasas y costas;

7.  Observa que, junto con los incentivos financieros, algunos Estados miembros cuyos sistemas judiciales están colapsados han recurrido a normas que hacen obligatorio el recurso a la mediación; toma nota de que en dichos casos no pueden someterse los conflictos ante los tribunales hasta que las partes no hayan intentado resolver los problemas mediante la mediación;

8.  Señala que el ejemplo más destacado es el Decreto Legislativo italiano nº 28, que pretende de esta manera reformar el sistema judicial y aligerar la carga de trabajo de los tribunales italianos, claramente congestionados, reduciendo el número de casos y el tiempo promedio de nueve años necesario para resolver conflictos por la vía civil; observa que, como cabía esperar, este decreto no ha sido bien recibido por los profesionales, que lo han impugnado ante los tribunales e incluso se declararon en huelga;

9.  Señala que, a pesar de la polémica, los Estados miembros cuya legislación nacional va más allá de los requisitos básicos de la Directiva sobre la mediación parecen haber logrado resultados importantes en la promoción del tratamiento no judicial de los conflictos en materia civil y mercantil; observa que los resultados obtenidos, en particular, en Italia, Bulgaria y Rumanía, demuestran que la mediación puede facilitar una resolución extrajudicial de los conflictos económica y rápida a través de procedimientos adaptados a las necesidades de las partes;

10. Observa que, en el ordenamiento jurídico italiano, la mediación obligatoria parece alcanzar el objetivo de descongestionar los tribunales; no obstante, subraya que la mediación debe promocionarse como una alternativa viable, económica y rápida de justicia, no como un aspecto obligatorio del procedimiento judicial;

11. Reconoce los logros alcanzados por los incentivos financieros previstos por la ley búlgara sobre la mediación; reconoce, no obstante, que estos se deben también al interés manifestado hace tiempo por la mediación por el ordenamiento jurídico de Bulgaria, habida cuenta de que la mediación existe desde 1990 y de que el Centro de Solución de Conflictos – integrado por mediadores que trabajan por turnos – viene proporcionando diariamente desde 2010 servicios gratuitos de mediación e información para las partes en casos judiciales pendientes; señala que en Bulgaria fueron objeto de mediación dos terceras partes de los casos mencionados y que la mitad de los casos se resolvieron satisfactoriamente mediante la mediación;

12. Toma nota también de los logros de la legislación rumana sobre la mediación: se han establecido disposiciones sobre los incentivos financieros y se ha creado el Consejo de Mediación, una autoridad nacional para la práctica de la mediación con estatuto de órgano jurídico autónomo; señala que este órgano se consagra plenamente a la promoción de la actividad de mediación, al desarrollo de normas de formación, a la preparación de los proveedores de cursos de formación, a la expedición de documentos que acreditan la cualificación de los mediadores profesionales, a la adopción de un código ético y a la formulación de propuestas para completar la legislación;

13. Considera que, a la luz de todo lo anterior, el conjunto de los Estados miembros se encuentra en gran medida en condiciones de aplicar la Directiva 2008/52/CE antes del 21 de mayo de 2011 y que, mientras algunos Estados miembros están utilizando diversos enfoques normativos y algunos Estados se encuentran un poco retrasados, lo cierto es que la mayoría de los Estados miembros no sólo han dado buen cumplimiento de la Directiva, sino que en realidad superan los requisitos de la misma;

14. Recalca que las partes que están dispuestas a colaborar para resolver sus diferencias tienen más posibilidades de trabajar conjuntamente que enfrentados entre sí; opina que, por tanto, estas partes suelen estar más receptivas a la hora de considerar la posición de la otra parte y de trabajar en los aspectos subyacentes de la disputa; considera que a menudo este enfoque tiene la ventaja añadida de mantener la relación que las partes tenían antes de la disputa, lo cual es de vital importancia en asuntos de Derecho de familia donde hay menores implicados;

15. Anima a que la Comisión, en su próxima Comunicación sobre la aplicación de la Directiva 2008/52/CE, también examine las áreas en las que los Estados miembros han decidido ampliar las medidas de la Directiva más allá del ámbito de aplicación previsto;

16. Destaca los aspectos favorables para el consumidor de los sistemas alternativos de resolución de litigios, que ofrecen soluciones prácticas personalizadas; en este contexto, pide que se presente sin demora una propuesta legislativa sobre la resolución alternativa de litigios por parte de la Comisión;

17. Señala que las soluciones que resultan de la mediación y que se han establecido entre las partes no podrían ser dictaminadas por un juez ni por un jurado; opina, por tanto, que es más probable que a través de la mediación se alcance un resultado satisfactorio para todas las partes; indica que, debido a ello, hay más posibilidades de que se acepte este tipo de acuerdo y que el cumplimiento de estos acuerdos de mediación suele ser muy elevado;

18. Opina que es necesario aumentar la sensibilización y el entendimiento en torno a la mediación, y pide que se adopten más medidas en relación con la educación, la creciente sensibilización sobre la mediación, el aumento de la aceptación de la mediación por parte de las empresas y los requisitos para acceder a la profesión de mediador;

19. Considera que debe alentarse a las autoridades nacionales a que desarrollen programas dirigidos a fomentar los conocimientos adecuados sobre la resolución alternativa de litigios; considera que dichos programas deben tener por objetivo las principales ventajas de la mediación –costes, índice de éxito y rapidez– y dirigirse a abogados, notarios y empresarios, en particular de PYME, así como al mundo universitario;

20. Reconoce la importancia de establecer normas comunes para acceder a la profesión de mediador con objeto de fomentar una mejor calidad de la mediación y de garantizar un nivel elevado de formación profesional y de certificaciones en toda la Unión;

21. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión así como a los Parlamentos de los Estados miembros.

(1) DO C 291 E de 29.10.2009, p. 122.
(2) DO L 136 de 24.5.2008, p. 3.
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | Deja un comentario

MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL

El Ministro de Justicia tiene una oportunidad de oro para adoptar medidas tendentes a  solucionar la sobrecarga de Juzgados y Tribunales civiles y mercantiles. El Anteproyecto de Ley de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles, que quedó, con sus luces y sus sombras, aparcado, ha de ser retomado por él, y sería bueno que se acometiera una regulación valiente y comprometida. El anterior Gobierno vio fuertemente cuestionado su trabajo en relación con este asunto, y, consecuemente, el actual tiene la posibilidad de corregir los errores que tanta polémica generaron en su día. Especialmente, nos referimos al estatuto del Mediador. La necesidad de regular esta profesión con una norma estatal, sometida a día de hoy a tan variopinta normativa como Comunidades Autónomas hay en España, es ya apremiante. No puede ser, como establecía el anterior Anteproyecto, Mediador alguien que únicamente está inscrito en un registro como tal, y tiene un seguro de responsabilidad civil. Los requisitos de formación y capacitación deben, necesariamente, elevarse. Sobre todo, y fundamentalmente, porque debe dotarse de confianza a quienes decidan intentar solucionar sus conflictos por esta vía, hoy por hoy, bastante desconocida. Vamos con retraso en la trasposición de la Directiva 2008/52/CE, del Parlamento Europeo, y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles. La ventaja es que hay muchos modelos de otros países a los que mirar. Ojalá nos sirva, por el bien de todos.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | Deja un comentario

UNA DEFINICIÓN CLÁSICA DE LA MEDIACION

Por el International Mediation Institute.

http://imimediation.org/stop-shovelling-smoke

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN | 4 comentarios

¿CÓMO SE VA A REGULAR LA PROFESIÓN DE MEDIADOR EN ESPAÑA?

 

 

En el desarrollo de las ADR (resolución alternativa de disputas), tanto los propios profesionales, los clientes, como las otras profesiones, y, en otros países (lamentablemente, todavía no en España) existen organismos encargados de la supervisión y control de la prestación de estos servicios que se han preocupado por establecer estándares para la conducta ética en mediación. Los motivos son de diversa índole, pero interesantes en cualquier caso, nos referimos a: 

 

 

-       la necesidad de tener que educar a los usuarios/clientes de mediación para que puedan elegir un servicio ético;

-       garantizar que los usuarios/clientes reciban una atención que cumpla los estándares seleccionados, y,

-       la propia protección de la reputación de los mediadores, diferenciando la práctica de aquellos que no respeten las normas.

En España, en un futuro espero no muy lejano, vamos a necesitar abordar estas cuestiones. En la historia del desarrollo de la mediación en otros países más avanzados, (por ejemplo, Argentina, Estados Unidos, Reino Unido) ha existido un gran empeño en aplicar algunas normas a la práctica de los profesionales independientes. Por lo general, estas normas no son aplicables de la misma manera a aquellos mediadores que estén en relación de dependencia con una institución pública, por ejemplo la Justicia, o la propia Administración en su condición de proveedora de la mediación como un servicio público. Puesto que es no sólo una necesidad real, sino también, esperemos, una tendencia la práctica de la mediación a nivel privado, vamos a repasar brevemente algunos de estos códigos. En su mayor parte, estas normas establecen que los mediadores tienen obligaciones éticas hacia las partes, hacia la profesión y hacia sí mismos. Deben ser honestos, actuar de buena fe y con profesionalidad, ser diligentes, y no comprometer nunca los intereses de las partes a costa de los suyos propios.

Obligaciones de los mediadores:

  1. Imparcialidad.
  2. Asegurarse de obtener el consentimiento informado de las partes, para garantizar que ellas entiendan la naturaleza del proceso, los procedimientos, el papel del mediador, y su relación, como partes, con éste.
  3. Confidencialidad.
  4. Evitar trabajar/abandonar asuntos en los que prevea conflictos de interés.
  5. Llevar a cabo el proceso en el tiempo previsto.
  6. Asistir a las partes en el proceso de tal modo que lo puedan percibir como propio, para alcanzar un acuerdo que van a valorar como de ellos mismos, y no del mediador.
  7. En casos especiales, recordar a los mediados los intereses de partes que no están representadas en la mesa de negociación, pero que deben ser incluidas.
  8. Aceptar solamente aquellos casos que se encuentre capacitado para llevar.
  9. Plantear al principio del proceso cuáles son sus honorarios.

 

 

 

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN | 1 comentario

CUANDO EXISTE UN CONFLICTO ….

Haz click en el texto

cuando existe un conflicto …

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN | 4 comentarios

MEDIACIÓN EMPRESARIAL, CONFLICTO, Y OPORTUNIDAD DE NEGOCIO PARA LAS EMPRESAS

Pinchad en el link para ver una interesante entrevista a Juan Antonio Ruiz, publicada por Diariojuridico.com.

http://www.diariojuridico.com/entrevistas/juan-antonio-ruiz-abogado-y-mediador-empresarial%E2%80%9Cla-mediacion-empresarial-convierte-el-conflicto-en-oportunidad-de-negocio-para-las-empresas%E2%80%9D.html

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | Deja un comentario

LA GENERALITAT DE CATALUÑA MEDIARÁ PARA EVITAR DESAHUCIOS

Para ver la información, por favor, pincha en el siguiente enlace

http://www.elpais.com/articulo/cataluna/Generalitat/mediara/evitar/desahucios/elpepiespcat/20110729elpcat_8/Tes

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | 1 comentario

AL CATEDRÁTICO ANDRÉS DE LA OLIVA LE DISGUSTA LA MEDIACIÓN

Me refiero a su reciente artículo, publicado en la revista Otrosí, periódica del Colegio de Abogados de Madrid. En su último número, correspondiente a Octubre-Noviembre de 2011, bajo el título “Mediación y Justicia. Síntomas Patológicos” analiza el Proyecto de Ley de Mediación, que, ya en la introducción, señala, “merece al autor un fuerte reproche de fondo”. No descontenta con esa posición, que comparto en parte (ver entradas anteriores en este blog) me dispongo a leerlo, con una cierta ilusión, que rápidamente se esfuma. El Proyecto no nos gusta ni a él, ni a mí; pero la disparidad de nuestros motivos no puede ser mayor. Al Profesor le disgusta la mediación. A mí me encanta.

Estoy de acuerdo con él en lo desafortunado de la redacción del Proyecto de Ley; no tanto en los agresivos términos con que se refiere a éste. “El apartado I de la Exposición de Motivos del PLM ya manifiesta un craso error conceptual y, en consecuencia, un gran error de básica perspectiva legisferante.” El craso/gran error, finalmente, no es otro que la expresión de la necesidad de potenciar “fórmulas de resolución de conflictos, que permiten a los ciudadanos resolver sus controversias con altos niveles de satisfacción, y, al tiempo, ayudan a la agilización y mejora de todo el sistema de justicia. Una de esas fórmulas es la mediación …Concluye el Profesor de la Oliva que “no es cierto que la Administración de Justicia comprenda la mediación (ni otras fórmulas similares –debe ser su intención, referirse aquí al arbitraje*-)”. Lo cierto es que no puede pretenderse, ni la Exposición de Motivos lo hace, que un Mediador forme parte de la Administración de Justicia, como tampoco lo puede hacer un árbitro, ni un abogado. Más adelante me referiré a la resolución del Parlamento Europeo de 13 de septiembre de 2011, que señala la mediación como una fórmula necesaria e importante para no judicializarlo todo. Si de este modo se agiliza la saturadísima (y por ende, ineficaz) administración de Justicia, quizá la tutela judicial, anhelada por todos, resulte ser más efectiva. Creo que a eso se refiere el Proyecto de Ley, y no a otra cosa.

Errores y falsedades del Proyecto de Ley de Mediación. El Profesor de la Oliva entiende (de ahí el título del epígrafe) que la definición de la mediación que realiza el Proyecto la extiende más allá de esta misma. El Profesor de la Oliva lo es de derecho procesal. Ello no supone que conozca la mediación. Pero sí debería suponer que, desconociéndola, no califique tan apresuradamente de “error y falsedad” la definición que de ésta se da en el Proyecto, artículo 1 (en clara consonancia con la Directiva …..) “Se entiende por mediación aquél medio de solución de conflictos en que dos o más partes intentan voluntariamente alcanzar por sí mismas un acuerdo con la intervención de un mediador”. A lo que concluye, que “si dos partes llegan a un acuerdo ´por sí mismas` difícilmente puede afirmarse que el acuerdo es fruto de la intervención de un mediador”.  Resulta, así, un poco traída por los pelos la argumentación del Profesor; el proyecto no dice que el acuerdo sea “fruto de”, sino que se alcanza “con la intervención de “. Es claramente distinto; no obstante, nos viene bien para ver el desconocimiento del autor acerca de lo que es la mediación, y de lo que es un mediador. Un mediador no es otra cosa que un canal de comunicación. Utiliza técnicas para facilitar ésta, y precisa de conocimientos técnicos formular preguntas a los mediados, y generar en ellos respuestas, que, a lo largo del proceso correspondiente, harán que sean ellos mismos quienes  alcancen los acuerdos que les convengan. Por cierto; veamos el significado de la preposición “mediante”, que significa (Diccionario María Moliner)  “utilizando lo que expresa el nombre al que se aplica ´mediante’”; es, pues, utilitarista, y el mediador no deja de ser un útil (una persona útil) para que dos partes en conflicto alcancen acuerdos.

Continúa el Profesor: “Una conciliación judicial previa al proceso civil venía impuesta por la Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881 para la práctica totalidad de los procesos civiles. (…) El porcentaje de conciliaciones exitosas no alcanzaba ni siquiera el 1 % de los litigios civiles y mercantiles. No es de extrañar que la importante y extensa Ley 34/1984 dispusiese (…) conferir al acto de conciliación (…) un carácter meramente facultativo. (…) No se ha registrado cambio alguno en la cultura jurídica española que permita suponer que la obligatoriedad de la mediación proyectada en asuntos civiles será ahora efectiva cuando antes la conciliación resultó un mero estorbo ….”. Como abogada he asistido a unos cuantos intentos de conciliación, cuyo éxito, coincido con el Profesor, resultaba más que dudoso; ahora bien: las causas eran infinitas: para empezar, en la mayoría de los casos, no se realizaba ni siquiera ante el Juez competente para conocer del asunto. El Profesor de la Oliva debe saber (seguro) que la famosa papeleta “sin avenencia” era extendida por un oficial del Juzgado de Turno, tras obtener respuesta, lógicamente negativa, a una única pregunta que él mismo, en la oficina judicial, realizaba. ¿Existe alguna posibilidad de conciliación?. Del citado funcionario, lógicamente, no cabía esperar ni conocimiento de las partes, ni del asunto litigioso, ni intención alguna, claro está, de que éstas llegaran a un acuerdo. ¿Puede, seriamente, compararse esto con la mediación? Si nos apresuramos mucho, y tenemos interés en dejar zanjada una cuestión ya resuelta  a nivel personal de antemano, (que es la premisa de la inutilidad de cualquier esfuerzo, por profesional que éste sea, de que demandante y demandado hayan intentado, previamente a la costosa puesta en marcha de la Administración de Justicia, resolver sus diferencias), lógicamente, la comparación nos vendrá bien. Y la respuesta será que sí; que son comparables. No obstante, hoy en día no puede seriamente compararse una mediación con el escenario más arriba descrito de una conciliación, salvo que el intento por hacer oídos sordos al clamor social que demanda medidas que eviten el litigio, sea tan intenso, que prospere. Y que prospere, además, el olímpico desprecio del derecho comparado; con leyes reguladoras de la Mediación en la mayor parte de los países de la CEE;  de la existencia de la Directiva 2008/52/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles; y también, ya de paso, la resolución de 13 de septiembre de 2011, del Parlamento Europeo, sobre , sobre la aplicación de la Directiva sobre la mediación en los Estados miembros, su impacto en la mediación y su aceptación por los Tribunales (2011/2026(INI)). No es, pues, tan sencillo hacer creer que la mediación es un invento que un grupo de inocentes personas se han sacado de la manga. No sólo las bondades, sino la necesidad de la mediación tienen una base legislativa que el Profesor de la Oliva omite, ya que ni siquiera  contemplo la hipótesis de que las desconozca.

Cuestión aparte es la mediación previa a los procesos contencioso-administrativos, y no la voy a analizar aquí, sino en un posterior comentario. La referencia que a ella se contiene en el Proyecto de Ley de Mediación conduce al autor a señalar, en ese tono tan ofendido que utiliza a lo largo de su artículo, que “el rótulo de una futura ley de Mediación compresiva de lo que ahora nos ocupa habría de ser modificado para que el contenido de la Ley no estuviese en grosera discordancia con su nombre”.

No quiero extenderme más, pero volveremos sobre el artículo del Profesor; no puede decirse que en este Blog de Mediación se hayan escrito, precisamente, alabanzas del Proyecto de Ley de Mediación; pero una cosa es la deficiente técnica legislativa, la pobre regulación, carente de valentía, y de rigor técnico de que adolece el citado Proyecto, y otra muy distinta criticar, desde la falta de conocimiento, la Mediación. De sus ventajas volveremos a hablar en breve, y lo haremos sobre la base de la resolución varias veces citada en este post, del Parlamento Europeo, de 13 de Septiembre de este año.

Y, finalmente, ante el tono y los adjetivos del artículo de la revista Otrosí que aquí comento, que ponen de manifiesto una oposición frontal, no exenta de cierta agresividad, como ya he dicho, no puedo por menos que hacerme una pregunta, que cada vez me asalta con más frecuencia. ¿Será que la Mediación da miedo? ¿A quién y porqué? Me encantará conocer vuestra opinión. Buena semana a todos.

*Nota mía

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL | 3 comentarios

La mediación y las personas

Hace no mucho, Miquel Tort publicaba en su estupendo blog (www.solomediación.es) una entrada titulada “La mediación la llevamos dentro”. No puedo estar más de acuerdo con él. Quién no se siente impotente a veces para comunicarse, cuando se encuentra frente a un conflicto? A quién no le ayuda abordarlo en un clima de confianza, y, sobre todo, si el planteamiento es alcanzar un acuerdo en el que todos ganen? A quién no le parece que la única manera de que los pactos sean duraderos y justos sea que éstos se alcancen bajo la premisa de “yo gano- tú ganas? Y, finalmente, quién no necesita de atención cuidadosa, escucha atenta, y ayuda para manejarse en tiempos de turbulencia por un problema de difícil abordaje?

Efectivamente; si la respuesta a las anteriores preguntas es ” a todos”, es que quien esto lee, lleva la mediación dentro. Atención a ello, porque es una pista importante que merece la pena escuchar cuando por avatares de la vida, haya de resolver algún conflicto.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Publicado en MEDIACIÓN | Deja un comentario