LA MEDIACIÓN Y LAS PERSONAS

Hace tiempo me refería a Miquel Tort, y concretamente, a una entrada que publicaba en su blog (www.solomediación.es), que, sólo por el nombre, me llamó mucho la atención.  “La mediación la llevamos dentro”. Escribí algo, que hoy he releído, y vuelvo otra vez a darme cuenta de que no puedo estar más de acuerdo con él. ¿Quién no se siente impotente a veces para comunicarse, cuando se encuentra frente a un conflicto? ¿A quién no le ayuda percibir, poco a poco, que lo aborda en un espacio de confianza?  ¿quién puede resistirse -con facilidad-  a un planteamiento en el que la premisa es alcanzar un acuerdo en el que todos ganen?  Y, por último,  ¿quién de nosotros no necesita una atención cuidadosa, escucha atenta, y ayuda, especialmente cuando un conflicto le hace percibir que tiene un problema que le cuesta abordar, o que le irrita, o que le altera?

Si  las anteriores preguntas tienen, con facilidad, una respuesta en primera persona, es que quien esto lee, lleva la mediación dentro. Atención a ello, porque es una pista importante que merece la pena escuchar.

Esta entrada fue publicada en MEDIACIÓN, MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL, MEDIACIÓN FAMILIAR, NEGOCIACIÓN. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA MEDIACIÓN Y LAS PERSONAS

  1. Laura Gómez dijo:

    Totalmente de acuerdo contigo, Rosa.
    Opino que nos queda un largo trabajo por delante porque la mediación es todavía una gran desconocida en España; la sociedad, la gente de a pie, empresas, administración, etc. todavía no somos conscientes del arma tan potente de resolución de conflictos que es la mediación y de las ventajas que comporta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*