Es que es muy conflictivo (II)

CONFLICTIVO (II)

Qué bueno es abrir la mirada! No todo es lo que parece. Por ejemplo, a veces pensamos que las personas amables, sosegadas y pacíficas no tienen conflictos, o que, si los tienen, los solucionan con facilidad.

Sigo hoy con mi defensa de los llamados “conflictivos”, a quienes se suele mirar de una manera muy distinta. Ya vimos cómo el juicio de valor implícito en el propio término coloca a la persona que recibe esa etiqueta en una situación mayor responsabilidad en el propio conflicto. Eso es injusto, si no siempre, muchas, pero muchas veces.

Por el contrario, el “amable”, alguien que está incómodo en un conflicto, que incluso lo evita, no tiene, necesariamente, un papel menor en su generación. El silencio, la evitación, o la dificultad  de plantear los problemas, (“es que no se puede discutir con él”) bien puede fomentar una espiral de incomunicación, y agravarlo.

El dicho “líbreme Dios de las aguas mansas, que de las bravas ya me libro yo” puede venir bien aquí. No intento simplificar, y me parece que lo estoy haciendo. Lo que trato de decir es que las cosas no son lo que parecen. Y en mediación, eso es muy importante.

Tan importante como no juzgar a la ligera, como estar atentos a qué partes nuestra “se enganchan” en lo que estamos viendo, como no etiquetar. Cuidar como nos gustaría que nos cuidasen a nosotros

Esta entrada fue publicada en CUESTIONES JURIDICAS DE INTERÉS, MEDIACIÓN y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*